José Vicente
del Valle Fayos

miércoles 01 de agosto de 2018

No hagas caso

Cuando has pasado la juventud y la mayor parte de tu vida en un pequeño municipio de interior, te conviertes en el candidato perfecto para acompañar a los turistas en sus visitas guiadas.

Ayer, animado por el consejo de mi familia, acompañé a una turista que vino a vernos. Y atravesamos las calles angostas recién decoradas con imágenes de antaño hasta alcanzar la ribera de un pequeño riachuelo que cruza de punta a punta nuestro pueblo.

Mientras hablábamos de los posibles beneficios de mudarse a otra parte, nos cruzamos con algunos vecinos que caminaban por allí. Y me sentí avergonzado por el “qué dirán”.

Sabes que, sin haberte traicionado, los comentarios ajenos pueden lastimar.

No hagas caso.

Comentarios

Anímate a compartir tus impresiones conmigo. Escribe el primer comentario de esta entrada.