José Vicente
del Valle Fayos

domingo 18 de marzo de 2018

Presencia, cariño y agrado

Los cambios de estación siempre traen nostalgia a mi memoria, pero esta vez ese sentimiento ha durado solo un par de días porque hoy me siento feliz y lleno de energía.

Y quiero decirte que has sido tú, con tu ejemplo, quien me ha abierto los ojos y me ha enseñado a mostrar otro lado más amable y más atento. Y quiero darte las gracias por esa moneda que me has regalado… esa moneda de incalculable valor, forjada de presencia, cariño y agrado.

Lo que quiero decir es que soy tuyo y estaré siempre a tu lado.